23 abril 2006

Carta al Capitán General

Navegando por Internet encontré esta carta que me conmovió bastante. Es una carta anónima dirigida al (r) Capitán General Augusto José Ramón Pinochet Ugarte.


Capital General
Augusto Pinochet Ugarte
Fundo Los Boldos
Chile.

Ex gobernador de Chile

Le deseo sinceramente un juicio justo, apegado a derecho y en la medida de lo posible, un calabozo limpio, cómodo y digno...

Ojalá que nadie le golpee, General, que nadie lo humille... Que no le confisquen su casa ni su auto ni le destruyan su biblioteca... Que no le venden los ojos ni lo tiren el suelo para darle patadas y culatazos... Que no le cuelguen de los pulgares, ni le administren descargas eléctricas en los testículos, que no le arranquen la lengua, que no le hundan la cara en una pila de agua de vomito, ni lo asfixien metiéndole la cabeza en una bolsa de plástico, que no le revienten los globos oculares, que no quiebren los huesos de las manos, que no le introduzcan ratas hambrientas por el ano, que no le violen, ni lo mutilen, ni lo hagan volar a pedazos con una carga explosiva; que no disuelvan su entierro a macanazos, que no secuestren a sus hermanos ni les arranquen los pezones a sus hijas.

Es decir General, ojalá que no le hagan nada de lo que sus subordinados hicieron, bajo sus ordenes directas y la responsabilidad de usted, a los miles de chilenos y chilenas que hoy no pueden pedir justicia.

Que le organicen un juicio justo y que le preparen una celda limpia y cómoda en la que pueda pasar sus últimos años sin padecer frío ni hambre. No es nada personal. Es que si eso se consigue, General Augusto Pinochet Ugarte, la humanidad habrá dado un gran paso hacia el reencuentro consigo misma...

Que así sea..

Para que nunca más...

No hay comentarios.: