05 octubre 2006

Campaña del No... Corrió solo y llegó segundo

Hoy aquel niño que nació el 5 de octubre de 1988 puede acercarse al registro electoral para participar de las elecciones municipales que vienen. Seguro que no lo hará.
Hace 18 años cumplí mis 18 y alcance a votar en el plebiscito. (El otro día en una mesa del casino con mis compañeros de trabajo hablamos de la campaña del No, y para mi sorpresa era el único que había votado)
Es difícil expresar los sentimientos de ese día, para muchos chilenos partió a las 5 de la mañana constituyendo la amplia estructura de apoderados, mirando que las mesas se constituyeran, enviando gente a aquellos puntos en donde no lo habían hecho. Una jornada que habíamos preparado a lo largo de las semanas anteriores, en las que habíamos rayado paredes, organizado caravanas, puesto paletas y sobre todo tratando de convencer que no era posible que una persona que había causado tanto daño al alma del país siguiera gobernando.
Un día tenso. Un día que hoy recuerdo con una sonrisa, pero también con la nostalgia de saber que muchos se pueden entregar con pasión y mucho corazón a un objetivo común.
Días de campaña que habían quedado atrás. Camiones de la alegría en los que recorrí Santiago (me recuerdo que en uno de ellos que llevamos un espectáculo a los cerros de Chena en San Bernardo, un joven del publico sacó una pistola y nos decía que no nos preocupáramos porque el nos defendería), caravanas que había que cuidar para que no hubiese enfrentamientos, campañas en los centros de estudio.
Un día largo. Ese día era el encargado de enlace entre el comando del No en La Reina y las mesas del Complejo La Reina, lugar donde además votaba en la mesa 10, una mesa que ese día sólo faltaron muy pocos votos de las 350 inscritas en libro (En la última elección me tocó ser vocal y los que votaron no eran más de 110, el resto en su mayoría se cambió, pero también son muchos los viejitos que ya no están). A las 8 de la noche ya teníamos los resultados. En la Reina había ganado el No, pero en la TV decían que ganaba el Sí. La situación era tensa. En la sede del comando de La Reina los comentarios sobre la falta de garantías crecían... A las 9 de la noche partí a Alameda con Victorino Lastarria a dejar los cómputos de La Reina. Durante la campaña tuve una buena llegada con el comando central así que me fue fácil entrar pese a todas las restricciones. En un piso estábamos los jóvenes mirando lo que sucedía. El nerviosismo era inmenso, Genaro Arriagada transpiraba. Patricio Aylwin no hablaba y así tantos que pasaron. Orden del Comando que nos fuéramos porque el ambiente demasiado tenso porque la junta se reunía en el edificio del Ejército. Cooperativa reproduce las palabras del comandante de la aviación Fernando Matthei "parece que ganó el No" y comienzan los abrazos.

Uno lo reconoció, pero "muchachos váyanse a casa con calma miren que ante cualquier provocación nos quitan el triunfo" dijeron en el Comando. Así que los tres de la Reina que Andábamos salimos junto a los demás y nos fuimos. Llegue a mi casa de madrugada y ya con la seguridad que habíamos ganado.
Al otro día la algarabía, la alegría, los abrazos comenzaron desde temprano. Termine la tarde con un grupo de estudiantes extranjeros en la plaza Baquedano, mirando desde el restaurante Zurich, donde ahora está una farmacia en Plaza Italia.
Que alegría había en la gente. Partía una nueva etapa. Habíamos luchado, nos habíamos tomado los liceos, habíamos logrado por la muerte de algunos (Con Rodrigo Rojas De Negri en la memoria por siempre... por los hermanos Vergara Toledo, aplicacionistas de corazón...) y habíamos logrado vencer a Pinochet con el voto. Con lo que el conocía con la Democracia. Por ella por la que luchamos y aprendí a apreciar. Por la que lucharé, por la que no quiero que se manosee y que los jóvenes digan para qué sirve... porque cuando no se tiene se sabe lo que cuesta.
Que hermoso titular del Fortín Mapocho el 6 de octubre de 1988:

"Corrió solo y
llegó segundo"



Chile Campaña del NO

Este es un video histórico. Ya han pasado tantos años.

1 comentario:

belclau dijo...

Hermoso tu relato, y al ver el video se me llenaron los ojos de lagrimas, de nostalgia...
Gracias por el recuerdo, por tu vivencia y por ese video historico!